Cinema Nostrum

Blog de Rafael Nieto Jiménez, historiador del cine y empresario audiovisual

Reencuentro con Jesse y Celine: Antes del anochecer

cartel-antes-de-la-medianoche-435

En algunas ocasiones especiales el espectador desea reencontrarse con los personajes de ficción que le han seducido en el pasado. Recuerdo cómo a finales de los años 80, cuando apenas era un adolescente, no cabía en mí de impaciencia por ver las nuevas aventuras temporales de Marty McFly o las nuevas intrigas mafiosas de los Corleone, y cuando llegaba el esperado momento del estreno las disfrutaba sin demasiado juicio crítico, entregado a sus nuevas peripecias sin notar los defectos que hoy en día me parecen tan evidentes. Una década después llegaría el reencuentro con los personajes de la saga Star Wars, lo que sin duda constituía el sueño de toda una generación de espectadores, pero, aunque uno se resistió a reconocerlo inicialmente, la decepción fue evidente y creció con cada nuevo visionado y cada nueva entrega de la saga, hasta el punto de que hoy ya no espero demasiado de las que están por venir. Como tampoco lo espero de Indiana Jones, John McClane, Rocky Balboa, Terminator, y un sin fin de personajes que se resisten a desaparecer por motivos exclusivamente comerciales.

Sin embargo, he recuperado esa sensación cuando he sabido que Jesse y Celine volvían a la pantalla. La pareja ha reaparecido por segunda vez, nueve años después de la anterior película, de forma más silenciosa, sin tanta parafernalia publicitaria a su alrededor, sin que las masas de espectadores adolescentes les esperen con ansiedad, para regocijo de esa inmensa minoría de seguidores que se identifican con su preocupaciones vitales e que incluso han madurado al mismo tiempo que ellos, pues los años transcurridos coinciden con los de la diégesis narrativa de esta trilogía irrepetible.

Todo comenzó en Antes de amanecer (Richard Linklater, 1995), cuando en un tren a Viena el norteamericano Jesse (Ethan Hawke) se fija en la francesa Celine (Julie Delpy) y entabla conversación con ella. Jóvenes e impulsivos, pero no poco inteligentes, hablan y hablan y, claro está, se gustan. Para prolongar el placer de su compañía, ella acepta la oferta de recorrer juntos la ciudad hasta que él coja un avión a la mañana siguiente. Deambulan sin rumbo fijo sin parar de hablar, emocionados por la evidente conexión que surge entre ellos. En las breves horas que pasan juntos se divierten, se aman y se separan con una incógnita: ¿acudirán a la cita que han acordado para dentro de seis meses? La respuesta quedaba en suspenso para que cada espectador imaginara lo que conviniera a su temperamento o estado de ánimo.

Before-Sunrise1

A pesar de ese final abierto, no parecía el tipo de película que pudiera contar con una continuación inmediata, pues ni era una saga espectacular de aventuras ni había sido un éxito espectacular de taquilla. Nueve años después, sin embargo, y con un presupuesto mínimo, se reunieron de nuevo su director y sus actores en Antes del atardecer (Richard Linklater, 2004) para desvelar la incógnita de lo que había sucedido. Su director continuaba la historia con la participación de Hawke y Delpy en el guión, improvisado en gran parte durante el rodaje, y lograba prolongar la magia surgida entre ellos, y entre ellos y el espectador. Descubrimos que ella no pudo acudir a la cita por un imprevisto, la muerte de su abuela, y que, por tanto, desperdiciaron nueve años de sus vidas. Las pocas horas que pasan juntos de nuevo, ahora en París, dejan claro que su conexión sigue intacta y que esta vez, aunque no lo veamos en imágenes, Jesse perderá el avión de regreso aunque le esperen en casa una mujer y un hijo.

4575165432_3f856803e5_o

No voy a desvelar nada del argumento del tercer capítulo que se estrenará en España el 15 de julio, Antes del anochecer (Richard Linklater, 2013), porque sin duda forma parte esencial de su atractivo descubrir lo que aconteció después de su reencuentro parisino. Sin embargo, no creo revelar ningún secreto si digo que Linklater ha seguido fiel a su modo de proceder, como supongo que sus seguidores esperaban: la película se sustenta de nuevo en los sustanciosos y divertidos diálogos de Jesse y Celine -aunque en esta ocasión aparecen otros personajes- y contamos con esos largos planos-secuencia en los que una suave steadycam acompaña a la pareja en su deambular por las calles para convertirnos en privilegiados testigos de sus confidencias. La plena compenetración de los actores entre sí -esta vez Ethan Hawke está a la altura de Julie Delpy en todo momento- y respecto de sus personajes quizá sea fruto de una experiencia actoral irrepetible que les ha permitido madurar al mismo tiempo que sus personajes, pero lo importante para el espectador es que sus interpretaciones son tan verídicas que facilitan la plena identificación con muchas de las reflexiones que desarrolla la película sobre la vida en pareja. Sólo queda esperar que dentro de otros nueve años podamos asistir a un nuevo capítulo de su relación, cuando ambos ya habrán superado los cincuenta años de edad.

Before_Midnight_Inc,_Walking_in_Platsa,_by_Despina_Spyrou_b

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: