Cinema Nostrum

Blog de Rafael Nieto Jiménez, historiador del cine y empresario audiovisual

Cine paraguayo en España

7-Cajas-Poster

Anoche, después de asistir al estreno de la magnífica 7 cajas (Juan Carlos Maneglia y Tana Schembori, 2012), intenté sin éxito recordar si alguna vez había visto una película paraguaya. Al llegar a casa busqué en enciclopedias y en Internet información sobre el cine de Paraguay, y confirmé que difícilmente podía haber visto alguna porque lo poco que históricamente se ha producido en ese país no parece que se haya estrenado por estos lares, hasta hoy.

En la base de datos del ICAA, no siempre muy fiable para fechas tan lejanas, sólo aparece La furia del Paraguay (Armando Bo, 1961), cuyo título original es La burrerita de Ypacaraí, como la única película paraguaya estrenada en nuestro país. Sin embargo, era una coproducción con Argentina dirigida asimismo por un argentino, en la que Paraguay sólo aportaba el escenario donde trascurría, algo muy habitual en su historia cinematográfica. Desde que la primera película de ficción, aunque inacabada, Paraguay, tierra de promisión (James Bauer, 1937), fuera realizada por un alemán en una fecha muy tardía, también en coproducción con Argentina, la constante del cine paraguayo ha sido su dependencia de los realizadores y las empresas extranjeras. Hasta 1978 no se produjo la primera película de ficción totalmente paraguaya, Cerro Corá (Guillermo Vera), pero no dejó de ser una isla dentro de una producción raquítica que difícilmente podía desarrollarse sin la protección de un estado, dirigido por el dictador Alfredo Stroessner entre 1954 y 1989, que se despreocupaba del asunto en el mejor de los casos.

Sin embargo, aunque desde la llegada de la democracia ha habido avances en la producción, casi se pueden contar con los dedos de las manos las películas paraguayas, casi todas en coproducción con otros países, que han logrado llegar a las pantallas en las últimas décadas, y menos aun las que han traspasado sus fronteras. 7 cajas puede romper esta tendencia después de su exitosa presencia en festivales y del refrendo de un público paraguayo que la ha convertido en la más taquillera de la historia de su país con 280.000 espectadores, por encima de Titanic (James Cameron, 1997) si tomamos como buenos unos datos de taquilla que en Paraguay no estaban claros hasta hace poco.

Su carrera comercial fuera de Paraguay comienza mañana en España, país que contribuyó decisivamente a su finalización gracias al apoyo de Cine en Construcción 2011 en el Festival de Cine de San Sebastián, donde también consiguió el Premio de la Juventud al año siguiente, pero mucho nos tememos que pueda pasar desapercibida debido a su exótica procedencia, a que está hablada en gran parte en guaraní, y a que su distribución está limitada a unas pocas pantallas. Sería una pena, porque su eficacia reside en no haber renunciado a su color local, con un espectacular escenario, el mercado 4 de Asunción, como marco de la narración, para introducirnos en un thriller que en nada tiene que envidiar a los que se producen en cinematografías más poderosas, que no se recrea gratuitamente en la violencia, y que exhibe una ironía y un sentido del humor muy singulares. Espero que tenga el éxito que se merece.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: