Cinema Nostrum

Blog de Rafael Nieto Jiménez, historiador del cine y empresario audiovisual

La familia es una prisión: Thérèse Desqueyroux

bigtmp_25759

El próximo viernes llega a nuestra pantallas una nueva adaptación de la novela Thérèse Desqueyroux (1927), del Premio Nobel François Mauriac, con un título abreviado más fácil de recordar para los hispanohablantes: Thérèse D. (Claude Miller, 2012). En un primer momento puede parecer otra preciosista y convencional película de época, muy del gusto de un cine francés capaz de mandar a los Oscars de Hollylwood la superficial Renoir (Gilles Bourdos, 2012), pero afortunadamente su director, ya fallecido, ha logrado imprimir toda la complejidad que subyacía en la novela.

Sería injusto comparar esta versión con la realizada por Georges Franju en 1962 -titulada en España Relato íntimo– sino supiéramos también apreciar los muchos méritos que contiene. Si aquella sigue fascinando al espectador actual gracias a un blanco y negro sobrecogedor, una música de Maurice Jarre plena de misteriosas evocaciones, y una conmovedora interpretación de Emmanuelle Riva, esta que nos ocupa encuentra su camino de forma no menos interesante.

-Therese-Desqueyroux

El filme de Claude Miller, un auténtico especialistas en adaptaciones literarias, pretende alejarse de los terrenos del cine negro por los que transitaba el de Franju. Por ello opta por una puesta en escena deslumbrante, paisajística, plena de luz y colores vivos que parecen querer disimular la tenebrosa naturaleza de la historia: En los años 20, en un ambiente provinciano del sur de Francia, en apariencia bucólico y despreocupado, se nos revelan poco a poco los implacables resortes represivos de la institución familiar cuando una mujer con ideas, Thérèse (Audrey Tautou), descubre que no puede soportar más su convencional vida matrimonial.

El guión prescinde de los flashbacks a los que parecía obligar la estructura de la novela, en la que se conocen los acontecimientos según los va recordando su protagonista. De este modo, el espectador no está advertido, a no ser que conozca la obra original, de la sorprendente evolución que va a sufrir su protagonista y que supone la auténtica justificación de la película.

therese-desqueyroux-therese-desqueyroux-21-11-2012-2-g

Thérèse está destinada por su familia a casarse con Bernard (Gilles Lellouche) para que sus patrimonios se unan, pues en ese mundo lo más importante es la propiedad de la tierra, y cuanto más extensa mejor, como ella misma cree. En su mente bullen ideas sobre el amor y la vida que no se ajustan del todo a esa vida predestinada, como confiesa a su mejor amiga y futura cuñada, Anne (Edith Scob), pero también piensa que el matrimonio pondrá en orden su cabeza para adaptarse a lo que se espera de ella.

Una vez casada, todo hubiera trascurrido como estaba previsto si Anne no se hubiera enamorado locamente y sus cartas descubierto a Thérèse un mundo de pasiones y deseos desconocidos en su matrimonio. Esto desencadenará su toma de conciencia sobre la cárcel matrimonial en la que vive e incluso que cometa un crimen.

4399_therese-desqueyroux-640

Sin embargo, lo importante no es la trama criminal y el suspense sobre su resolución, sino descubrir el papel que juega la familia como institución fundamental para mantener el orden social, ocultar los trapos sucios y mantener las apariencias, incluso a costa de encerrar a uno de los suyos en casa. Es decir, la familia se presenta como sustitutivo de un sistema judicial manipulado fácilmente por los poderosos.

Con todo, lo que más engrande a la película es la sutileza con que las interpretaciones han logrado plasmar los tormentos interiores de los personajes. No sólo Audrey Tautou resulta convincente en un auténtico tour de force, aunque no resulte tan fascinante como Emmanuelle Riva, sino que Gille Lellouche logra transmitir con verismo las dudas de un marido de ideas simples que se encuentra con una situación que no comprende, víctima de unas costumbres sociales que defiende porque nunca podrá tomar conciencia plena de ellas.

En definitiva, estamos ante una película de sentimientos complejos transmitidos con nítida transparencia, lo que no es nada habitual últimamente.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: