Cinema Nostrum

Blog de Rafael Nieto Jiménez, historiador del cine y empresario audiovisual

Panorama del documental español en DocumentaMadrid

metalocus_documenta_madrid_14_01_900

En su 11ª edicion, el Festival Internacional de Documentales de Madrid ha ofrecido un completo panorama de las últimas producciones nacionales. Con independencia de la calidad de las propuestas, se ha evidenciado la enriquecedora diversidad existente y la valentía formal de algunas de ellas. Igual que en la ficción, algo muy estimulante se mueve en el cine español realizado en los márgenes de la industria, pero también resulta extraño que la crisis actual y sus consecuencias sociales apenas hayan estado presentes en la muestra escogida.

Que las fronteras entre la ficción y el documental no siempre están claras es casi ya un tópico ineludible en este tipo de crónicas. Pero lo cierto es que una vez más son las propuestas que transitan por esa difusa frontera las que resultan más estimulantes, estén mejor o peor conseguidas. Els anys salvatges (Ventura Durall, 2013) es la que más lejos ha llegado en este sentido, hasta el punto de que dudamos de su condición documental. El estrecho seguimiento a unos niños de la calle en Adís Abeba solo se pudo conseguir mediante una puesta en escena preconcebida, según deducimos de la perfección formal de los planos y de que la cámara resulte imperceptible para los personajes. Solo cuando hablan directamente a cámara para contar su vida parece que entremos en el terreno documental, pero esto tampoco garantiza que los testimonios sean verídicos. Su estructura en tres fases temporales concluye con un largo episodio casi una road movie, que nos lleva a descubrir sus orígenes familiares y a remarcar su temprana independencia vital.

poster763-455

Slimane (José A. Alayón, 2013) comparte con la anterior ese acercamiento a la realidad marginal de unos jóvenes en este caso unos adolescentes inmigrantes de origen magrebí mediante procedimientos de puesta en escena propios de la ficción. Centrada en la relación entre dos de ellos, un suceso trágico de ficción la muerte de uno de ellos es claramente una escenificación aboca al otro hacia un vacío existencial potenciado por la abstracción contextual y temporal de la película.

El resto de títulos de la muestra no coquetea con la ficción, sus procedimientos son indudablemente propios del documental, pero algunos arriesgan por su radicalidad contemplativa, rasgo muy habitual del documental de autor que, sinceramente, con frecuencia resulta difícil de digerir para el espectador. Así sucede con Hotel Nueva Isla (Irene Gutiérrez, 2014), ambientada en las ruinas de un famoso hotel de La Habana que un extraño anciano se resiste a abandonar; y en Un loro en la horchatería (Ines Thomsen, 2013), sobre la vida cotidiana de cuatro peluquerías tres regentadas por inmigrantes y una por españolas en el barrio del Raval barcelonés. Ambas cumplen su objetivo, sin duda, de retratar un universo cerrado mediante la observación de los personajes que los pueblan, la primera con un trabajo estético sobre el espacio y los rostros muy elaborado; y la segunda atrapando la cotidianidad de la vida sin intervenir aparentemente en ella.

cdm_poster

En cambio, Costa da Morte (Lois Patiño, 2013), ganadora en Locarno del premio al mejor director emergente, apoya su proceder contemplativo en imágenes muy poderosas dignas de verse exclusivamente en una gran pantalla y plenas de sentido estético. El hombre es una pieza insignificante inmersa en una naturaleza sombría y a veces peligrosa. Con grandes planos generales se potencia esa pequeñez mientras que, paradójicamente, escuchamos perfectamente sus significativos diálogos.

Más agradecidos para el espectador son los documentales que ponen su atención en personajes singulares. Así, Sobre la marxa (Jordi Morató, 2014) se centra en el “Tarzán de Argelaguer”, un genuino artista marginal que desde hace 45 años construye fantasiosas estructuras en medio de la naturaleza y realiza películas caseras de Tarzán. Mediante su voice over, el director y narrador pretende dar un sentido trascendente a una labor que siempre ha sido meramente lúdica. Por su parte, Gabor (Sebastián Alfie, 2013), ganadora del único premio de esta sección Panorama, es en realidad el making of de un anuncio publicitario encargado por una ONG de Bolivia a su realizador. La particularidad de que su director de fotografía sea invidente sirve a su director para reflexionar sobre la verdadera labor del documentalista.

The Competition

También atraen por su singularidad algunos de los protagonistas de dos documentales de índole coral que han compartido también su temática competitiva. Uno, The Competition (Ángel Borrego Cubero, 2013), se adentra en la trastienda de los grandes concursos arquitectónicos para ver el intenso trabajo de los equipos de cuatro grandes arquitectos –Frank Gehry, Jean Nouvel, Dominique Perrault y Zaha Hadid- y su posterior presentación ante un jurado gubernamental de Andorra. Otro, One Minute for Conductors (Ángel Esteban y Elena Goatelli, 2013), nos permite descubrir sin la falsa espectacularidad de los talent shows televisivos lo que se cuece dentro de un concurso en Italia de jóvenes aspirantes a director de orquesta, tanto desde el punto de vista de los concursantes como de los jurados.

Si el resto de películas presentadas han sido más convencionales en la forma, e  incluso poseen un marcado tono televisivo, no por ello han de ser menospreciadas. Son valiosas también por haber puesto su foco de atención en temas muy poco conocidos para el espectador. Por un lado, hemos asistido a dos documentales históricos centrados en aspectos recónditos de la Segunda Guerra Mundial: el espionaje en torno a la estación de tren de Canfranc y su principal protagonista, Albert le Lay, en El rey de Canfranc (Manuel Priede y José Antonio Blanco, 2013); y el interés nazi sobre el pueblo vasco en Una esvástica sobre el Bidasoa (Alfonso Andrés y Javier Barajas, 2013).

160_metros_una_historia_del_rock_en_Bizkaia-891250375-large

También en el ámbito del documental televisivo, han coincidido dos trabajos sobre historia musical. Uno, 160 metros: una historia del rock en Bizkaia (Álvaro Fierro y Joseba Gorordo, 2013), nos ha permitido conocer lo que se cocía en los años 80 y 90 en las dos márgenes de la ría de Bilbao en cuanto a música Punk y Rock. El otro, Antonio Vega. Tu voz entre otras mil (Paloma Concejero, 2013), es una completa biografía del fallecido cantautor que aborda tanto sus actividades artísticas como sus más oscuras experiencias vitales. Son dos trabajos dirigidos a un sector del público muy concreto, pero que pueden llegar a interesar a muchos otros.

Teniendo en cuenta los tiempos que vivimos, cabía esperar que la crisis hubiera estado presente de algún modo en la programación, pero, como hemos visto, no ha sido así. Como sucede con el cine de ficción español, parece que haya cierto temor a abordar nuestra realidad más incómoda. A juzgar por la selección de DocumentaMadrid, a los documentalistas españoles les interesa más lo que sucede fuera de nuestras fronteras Etiopía, Cuba, Bolivia, Italia, Andorra, o lo que sucedió en el pasado sea la guerra mundial o la historia musical reciente, que lo que tenemos a nuestro mano.

Un_sitio_donde_quedarse-319829941-large

La única excepción aparte de Slimane, que nunca concreta el ámbito espacial pero sabemos que se realizó en Canarias, y la superficial Un loro en la horchatería ha sido Un sitio donde quedarse (Marta Arribas y Ana Pérez de la Fuente, 2014). Su acercamiento a los jóvenes que quedan desprotegidos cuando pierden su tutela con la mayoría de edad es sincero pero, sin embargo, no profundiza en las causas de este problema porque decide optar por retratar el drama personal de algunos casos concretos.

Acabó DocumentaMadrid, pero afortunadamente no las proyecciones de documentales en la Cineteca, que durante todo el año seguirá, como siempre, ofreciendo lo más interesante de este género sin necesidad de esperar a la siguiente edición del festival.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: